Saltar al contenido

Compresores de Aire Industriales

compresores de aire industriales

Existe una gran gama de compresores industriales destinado a distintas funciones y empresas: limpieza, preparación de alimentos, construcción, decoración, arte, bricolajes, medicina y mucho más.

En el siguiente artículo encontrarás todo lo que necesitas saber acerca de las bombas neumáticas industriales para que puedas escoger correctamente tu equipo o contactar con un profesional instalador.

Catálogo de compresores industriales a la venta en amazon

¿Qué son los compresores industriales?

Un compresor es una máquina que se encarga de incrementar la presión de un fluido compresible, en este caso aire, por encima de la presión atmosférica. Para ello se valen de un motor (eléctrico o de combustible) que impulsa un mecanismo de compresión para acumular el fluido comprimido en un recipiente (tanque, neumático, dispositivo hinchable, etc.) o lo inyecta directamente a una herramienta neumática, transformando el aire en energía.

compresores industriales

Principales usos de los compresores industriales

En el caso de los compresores industriales, por lo general se usan en tareas de envergadura, como por ejemplo:

  • Mover sistemas neumáticos industriales.
  • Corte de metales y otros materiales.
  • Sistemas automatizados de pintura.
  • Mover prensas industriales.
  • Proveer aire presurizado para la industria farmacéutica, dentistas, alimenticia, mecánica y química.

Para lograr su cometido, los compresores neumáticos industriales  comúnmente trabajan con presiones entre 116 y 145PSI (8 y 10bar), pero hay modelos que pueden alcanzar presiones de hasta 190PSI (13bar) para algunas labores específicas.+

¿Cuánto cuesta un compresor de aire industrial?

Los compresores industriales portátiles, es decir, los más pequeños de su categoría pueden rondar entre los 250 y 1000€. Estos tienen potencias cercanas a los 3HP y tanques entre 75 y 100 litros. Modelos más grandes, con 10HP y calderines de 500 litros pueden sobrepasar fácilmente los 2500€. Los compresores de 20HP y depósitos de 500 litros o más pueden alcanzar los 8500€.

Por supuesto, los precios pueden variar mucho según la tecnología utilizada y  la marca del equipo.

Dónde puedes comprar un compresor para la industria

Según en la provincia donde te encuentres, puedes dirigirte a ferreterías industriales o instaladores de aire comprimido. Algunos modelos, sobre todos de marcas muy conocidas como Michelín los puedes comprar en la web de Leroy Merlín o acudiendo a algunos de sus centros, donde te prestarán todo el asesoramiento.

Compresores de aire industriales de segunda mano

Como has visto el precio de estas máquinas de aire a presión es elevado y supone una inversión importante para tu negocio o empresa. Por ello, también puedes dirigirte al mercado de segunda mano y ver las opciones disponibles en portales como Milanuncios.

Otra posibilidad es ver los modelos devueltos a amazon que están prácticamente nuevos.

VER OFERTAS EN AMAZON

¿Cómo funciona un compresor industrial?. Tipos de bombas neumáticas industriales.

Hay una gran variedad de compresores industriales. No obstante, podemos clasificarlos en función a la forma en que realizan su trabajo. Los más populares son:

Compresores de desplazamiento positivo

compresor industrial

Son aquellos que poseen una cavidad en la cual entra el aire (a presión atmosférica) y que luego se va haciendo más pequeña para disminuir su volumen e ir aumentando la presión del aire; tal es el caso de los siguientes equipos:

  • Compresores de pistón: Son los compresores más comunes y sencillos. Para comprimir el aire se valen de uno o varios pistones  que incrementan la presión del aire que ingresa al sistema mediante su movimiento dentro de una cámara cerrada (camisa).
  • Compresor de tornillo: Es este tipo de bombas neumáticas poseen tornillos gigantes que giran para comprimir el aire. El proceso comienza desde que el aire entra al sistema a través  de la válvula de admisión hacia dos rotores helicoidales (los tornillos) movidos por el motor eléctrico. El espacio entre los rotores se hace cada vez más pequeño para logara la compresión del aire.
  • Compresores de paletas: Estos compresores emplean un rotor excéntrico de paletas flotantes que al girar crean espacios llamados “cámaras de aire” que van disminuyendo de volumen a medida que el excéntrico de las paletas va girando, provocando que el aire se comprima antes de ser liberado.
  • Compresores de lóbulos o émbolos rotativos: Para comprimir el aire, estos compresores se valen de rotores de lóbulos que rotan de manera sincrónica, pero opuesta, dentro de la carcasa. Estos aprisionan el aire en su movimiento e incrementan la presión. Estos rotores pueden ser bilobares o trilobares (2 o 3 lóbulos). Se consideran compresores de aire de muy baja presión utilizados en la industria como sopladores o aceleradores del aire atmosférico.
  • Compresores scroll: Su gran ventaja es que producen aire de excelente calidad sin residuos de aceite, por lo que son muy solicitados en la industria médica y alimentaria. Cuenta con 2 espirales idénticas, una fija (la superior) y otra orbitante. Ambas encajadas de manera excéntrica con un desfase de 180°; creando espacios (cámaras de compresión) donde queda atrapado el aire que ingresa.

    Este gana presión con el movimiento de la espiral móvil, la cual va transportándolo al centro y reducen su volumen al mermar el espacio entre las espirales. A pesar de ser eficientes y limpios estos compresores no son muy populares debido a que son máquinas complicadas y ameritan un proceso de mantenimiento complejo.
  • Bombas de vacío: Están diseñadas para extraer gases residuales de procesos industriales, donde se necesite aminorar la presión interior de un sistema a niveles mucho más bajos que los atmosféricos. Existen modelos de pistón, tornillo o paletas.

Compresores dinámicos

Estos compresores utilizan la aceleración molecular, es decir, el aire es aspirado y acelerado a gran velocidad, así la energía cinética generada se convierte en presión estática. Estos compresores pueden ser radiales o axiales:

  • Compresores centrífugos axiales: En estos compresores el aire entra a la parte central del rotor a través de una campana de aspiración. El rotor gira a una alta velocidad, para forzar el aire a entrar a un difusor ubicado en su respaldo. Luego es llevado al cuerpo impulsor donde consigue una fuerza mayor de trabajo.
  • Compresores centrífugos radiales: Funcionan bajo el mismo principio que los compresores axiales, pero en estos el aire se aspira por la parte central de un rodete rotativo con aspas radiales. La fuerza centrífuga lo obliga a moverse hacia el perímetro del rodete, produciendo un aumento de presión y energía cinética. Luego, el aire es dirigido hacia el centro del rodete de la etapa siguiente en el compresor, pasando a través de un difusor y una voluta que convierten la energía cinética en presión.

Los compresores radiales y axiales se utilizan para manejar flujos y canales de aire de gran envergadura, como turbinas o motores de avión. No es común hallarlos en líneas de producción industriales.

Sistema de transmisión

  • Transmisión directa: En muchos equipos, el accionamiento directo el eje del motor mueve el rotor a través de un cambio de acoplamiento gracias a que posee una caja de cambios, por lo que en realidad no se trata de un accionamiento directo. En la verdadera transmisión directa, el motor está directamente conectado al rotor y, por lo tanto, giran a la misma velocidad, garantizando que no haya pérdida de energía.
  • Transmisión por correa: En este tipo de compresores, la fuerza del motor se transmite al rotor a través de una correa o cincha. Sus 2 grandes ventajas son que permite variar la velocidad del rotor a través del empleo de poleas de diferentes diámetros y que la tensión de la correa se puede optimizar para distintas condiciones de funcionamiento. Lo importante es evitar una tensión de arranque excesiva a fin de alargar la vida útil de la correa y reducir la carga sobre el motor y los cojinetes del rotor.

Capacidad de recuperación de calor en una instalación de aire comprimido

Durante el proceso de compresión de aire se producen ingentes cantidades de calor, igualando la cantidad de energía que se le proporciona al motor para su funcionamiento. El 10% de este calor pasa al aire comprimido, pero el otro 90% se dispersa en el ambiente, desperdiciándose en la mayoría de los casos.

Existen diversos sistemas que permite aprovechar esa energía térmica para producir aire o agua caliente necesarios en distintos procesos industriales, calefacción de espacios o hasta para el grifo. Esto disminuye los costos por consumo eléctrico (o de combustible) y hace más ecológico su funcionamiento.

Adaptar la tecnología necesaria para la recuperación de calor en un compresor de aire es relativamente fácil y, con frecuencia, se amortiza la inversión en poco tiempo.

Ventajas de comprar un compresor industrial

Los compresores de aire industriales modernos gozan de tecnologías de alto rendimiento que les otorga los siguientes beneficios:

  • Su capacidad: Están hechos para manejar grande volúmenes de aire comprimido. Son ideales para procesos de producción o herramientas que requieren ingentes cantidad de aire.
  • Altas presiones: Pueden llegar a presiones inalcanzables para equipos menos potentes y robustos.
  • Soportan trabajo intenso: Están diseñados para soportar largas jornadas de trabajo continuo sin que te preocupes por su recalentamiento.
  • Su versatilidad: Pueden mover todo tipo de herramientas neumáticas debido a su capacidad y el manejo de altas presiones.
  • La calidad del aire: Cuentan con sistema de purificación de aire para evitar que el aceite, el agua u otras sustancias lo contaminen.

Desventajas

  • Son más costosos: Su precio es ostensiblemente más alto que los compresores domésticos o profesionales.
  • Emiten altos nivele de sonido y vibraciones: Aunque esto puede variar notablemente dependiendo del tipo de compresor, la marca, y la tecnología de reducción de ruido y vibraciones que se emplee.
  • Su movilidad: Suelen ser grandes y pesados, por lo que no se trasladan con facilidad. No obstante, los modelos más pequeños incorporan ruedas y manubrio para poder moverlos.

¿Cuáles son las mejores marcas y fabricantes de compresores de aire industriales?

Estas son las marcas de compresores de uso profesional más prestigiosas y con mejores niveles de ventas a nivel europeo.

  • Michelin
  • Cevik
  • Stanley
  • Abac.
  • Atlas Copco.
  • Ingersoll Rand.
  • Kaeser Kompressoren.
  • Vespa.
  • Inersoll Rand.

Otros aspectos a tener en cuenta a la hora de elegir un compresor industrial

  • Busca soluciones personalizadas: cada empresa tiene una necesidades así que es importante que tu instalador se adapte a lo que necesita tu compañía. El proveedor deberá presentarte un diseño específico.
  • Servicio postventa: además de la instalación el proveedor debe ofrecerte mantenimiento y un servicio de postventa de calidad que te saque de impresvistos.
  • Calidad certificada: deben contar con la certificaciones OHSAS 18001, ISO 9001 e ISO 14001. Y en concreto, los compresores exentos de aceite deberán estar garantizados por las normas ISO 8573-1 clase 0. En línea de producción fíjate que cumplan con la certificación ISO 22000.

Mantenimiento de los compresores industriales de aire comprimido

Aunque necesitan la revisión periódica de un instalador profesional, tu mismo puedes cambiar algunas piezas básicas como los filtros de aire para para compresores industriales y los puedes comprar, por ejemplo, en amazon:

Keenso 1/4'Compresor Filtro de aire Regulador de...
Keenso 1/4"Compresor Filtro de aire Regulador de...
[AJUSTABLE] - Efectivo para eliminar la humedad del aire para ajustarse a lo que necesita.
24,59 EUR
Separador de agua de aire comprimido 1/4 pulgadas,...
Separador de agua de aire comprimido 1/4 pulgadas,...
Entrada de aire: 1/4 pulgadas, salida de aire: 1/4 pulgadas. Caudal nominal: 550 l/min
18,69 EUR

Medidas de seguridad en el uso de compresores industriales

Los compresores industriales ameritan ciertas condiciones mínimas para asegurar un correcto funcionamiento, evitar accidentes y garantizar una vida útil más larga. Toma en cuenta las siguientes normas a la hora de usar tu compresor industrial:

  • Ambiente ventilado: Instala tu compresor en lugares ventilados, limpios y de baja humedad, ya que esta puede causar daños tanto en sus componentes mecánicos como eléctricos.
  • Haga una verificación de seguridad: Antes de comenzar a usar un compresor industrial se debe realizar una inspección de rutina. Verifique el estado de las mangueras, la fuente de alimentación, el nivel de aceite, etc.
  • Proteja su salud: Se recomienda usar lentes de seguridad y protección auditiva cuando opere uno de estos equipos. La exposición continua al ruido de un compresor de aire industrial puede ocasionar serios daños auditivos.
  • Apague el compresor para hacer mantenimiento: Nunca intente cambiar o agregar aceite mientras la unidad esté en funcionamiento ya que se pueden ocasionar incendios.
  • La conexión eléctrica: Su unidad debe estar enchufada a un tomacorriente que posea conexión a tierra. En caso contrario, se pueden producir daños importantes en el panel eléctrico e incendios.
  • El cableado: En caso de que necesite un cable de extensión debe verificar que tenga el calibre adecuado, ya que de ser muy delgado o largo puede provocar pérdidas de energía, recalentamiento o daños a la unidad.
  • Revise que no haya fugas: Los accesorios y la manguera neumática deben estar bien apretados. Las pérdidas de aire pueden disminuir el rendimiento de su compresor y causar averías.
  • El control del equipo: La válvula de cierre siempre debe estar visible y al alcance a fin de que se pueda cerrar fácilmente en caso de emergencia.
  • Si tiene un compresor de aire a gas: Nunca lo use en interiores.
  • La seguridad ante todo: Cerciórese de que los cables o mangueras no queden en lugares, pisos, pasillos o áreas bajas, donde las personas transiten y puedan tropezarlos.
  • El aire comprimido puede ser peligroso: Nunca dirija la salida de aire comprimido hacia el rostro o la piel. Incluso una baja presión de apenas 15PSI puede ocasionar lesiones de importancia.
  • No use aire comprimido para alimentar equipos de respiración o ventilación: El aire para este tipo de sistemas debe cumplir con estrictas normas de higiene que solo pueden ser garantizadas por equipos diseñados específicamente para tal fin.
  • No use calderines de manufactura casera: Si necesita un tanque extra o más grande no haga adaptaciones improvisadas. Solo deben usarse depósitos construidos bajo estándares de fabricación aprobados por las normas internacionales.
  • Evite acoplar o desacoplar mangueras que contengan aire presurizado: Primero cierre la válvula de salida y deje salir el aire remanente antes de cambiar cualquier conexión.
  • Estudie su equipo: Lea detenidamente el manual de propietario. Allí encontrará todas las medidas de seguridad y funcionamiento. Si tiene alguna pregunta técnica o de seguridad, póngase en contacto con su distribuidor autorizado más cercano o con el fabricante a través de su página web.

Cómo te habrás dado cuenta, los compresores industriales te ofrecen grandes ventajas y, aunque pueden ser más costosos, su mayor potencia, capacidad y resistencia los hace perfectos para todo tipo de labores y para el trabajo duro.

¿La información de este artículo te ha sido de utilidad? Por favor déjanos tu comentario y tu valoración para mejorar cada vez más nuestro contenido. Nuestra meta es servirte mejor.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)